1. Tour & Kids
  2. Blog
  3. Historias y leyendas de los Reyes Magos

14 dic

Historias y leyendas de los Reyes Magos

Los Reyes Magos en nuestras fiestas navideñas son para algunas familias una incógnita sobre el origen de estos magos de Oriente y la verdadera historia de sus majestades, Melchor, Gaspar y Baltasar. Es tiempo de Navidad en familia y de conocer mejor a nuestras majestades los Reyes que fueron a Belén a ver al niño Jesús nacer.

Compartir

De entre todas las fiestas del año que tenemos en España y la Comunidad Valenciana, tal vez la Navidad  sea la más tradicional entre niños y padres, y que reúne a  numerosas familias entorno a un hogar durante unos días hasta la llegad en enero de los Reyes Magos de Oriente.

De pequeño andaba nervioso en casa cuando pasaba el fin de año, porque se acerca la noche en la que los Reyes Magos dejarían los regalos en nuestra casa, y donde era necesario acostarse pronto y dejarle leche y galletas a sus majestades cerca del árbol de Navidad.

Mi abuela me contó que ya en la Biblia  en el Evangelio de San Mateo, se detallaba el camino que hicieron tres 'magos' (denominados  de esta forma porque en aquellas épocas se conocía como 'magos' a los 'sabios' o astrónomos) que fueron siguiendo una estrella hasta llegar a Belén. Y narra la Biblia que allí visitaron y ofrecieron tres regalos al recién nacido Jesús: oro, incienso y mirra. Parece que  las escrituras no explican de dónde procedían los tres reyes, pero se cree que vinieron desde Babilonia o Persia.

Otro misterio es la estrella que les condujo hasta el pesebre del Niño Jesus. Para muchos científicos no se trataba más que de un cometa o meteorito luminoso, pero lo que sí sabemos con seguridad es que, con el tiempo, sus Majestades los Reyes Magos se convirtieron en unos personajes muy queridos por todos los niños en la Navidad de los países cristianos.

 

Pero es  que  no se conoce a ciencia cierta cómo eran o cómo se llamaban estos “Reyes Magos” y según cuentan los historiadores en el siglo XIV, el monje benedictino Beda, describió a los Reyes Magos en un manuscrito: 'Melchor, anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color; Gaspar, más joven y rubio; y Baltasar, un señor negro'. Y en cuanto al número de Reyes Magos, se acepta el de tres, Melchor, Gaspar y Baltasar, aunque en distintos lugares se supone que fueron dos, cuatro, y hasta doce, como en Armenia.

A   mi abuela le pregunté cuando era un niño por el origen de los regalos , y me dijo que cada año, durante la madrugada del día 6 de enero, los Reyes Magos acuden a las casas de los niños para dejarles sus regalos, del mismo modo que llevaron oro, incienso y mirra al niño Jesús en Belén.Según la tradición, una de las condiciones que pusieron  los Tres Reyes para que los niños reciban sus regalos es que se hayan portado bien  y hayan sido buenos durante el año. Y en esto mi abuela me miraba fijamente y me decía que los que cumplen cada año y son buenos reciben regalos y juguetes, pero los que no se comportan bien, en lugar de regalos reciben carbón.

Como soy muy curioso en aquel entonces le volví a preguntar a mi abuela por el origen del Roscón de Reyes . Y me contó que después de una noche mágica no había  nada mejor que despertar con un dulce sabor en la boca y aquí surgió el Roscón de Reyes Magos del 6 de enero.

El roscón –en el caso de Valencia- es como un bollo de masa fina con forma de anillo, decorado con trozos de frutas confitadas de muchos colores, donde suele añadirse nata, crema, chocolate, trufa o cabello de ángel en su interior. Y lo más curioso y divertido es que  este dulce típico  esconde dentro de la masa un pequeño regalo( un rey o un haba) que siempre esperamos grandes y pequeños tras la cena de Reyes. En épocas antiguas, aquel que encontrara la sorpresa se convertía en el rey de la reunión, pero hoy en día se dice que la persona que le toque el pedazo que contiene el haba tendrá que pagar el roscón.

Con todo esto recuerdo cuando era niño la ilusión que me hacia ir a la Cabalgata de los Reyes Magos en Valencia, para ver como sus majestades venían en barco y llegaban al puerto y numerosas familias estábamos encantados de recibirlos y de abrazarles. Y la misma satisfacción me dio cuando acompañé a mis hijos a Alcoi a ver la bajada de los Reyes por las calles de Alcoi, ya que en este caso! los pajes subían con escaleras y les daban a los niños los regalos en mano por las ventanas! !O como en la Ciudad de las Artes y las Ciencias los Reyes Magos se sumergian en el agua con los peces bajo la mirada atónita de las familias!

Pues con todo estos, ya sabéis familias toca poner en Belén en las casas y esperar a la noche mágica del 6 de enero donde los “Reyes Magos” nos sorprenderán al dia siguiente con regalos para toda la familia...Aunque debéis recordar que toca portarse bien todo el año y dejar algo de comer y beber a sus majestades del lejano Oriente.

 

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información